martes, junio 30, 2009

Hipócritas, sencillamente hipócritas..(30 de junio/09)
Por Ricardo Brown

No sé que pasará en Honduras en las próximas horas. Me parece que Zelaya es un hipócrita, un demagogo. Hasta el otro día era un oligarca. Y de pronto es un defensor de los pobres. Y solo porque quiere perpetuarse en el poder, como el resto de los sinvergüenzas del llamado Socialismo del Siglo XXI. Pero tampoco me gusta eso de que los militares saquen tanques a las calles, aunque sean comprados en Toys R Us, como los que he visto en televisión frente a la Casa de Gobierno en Tegucigalpa .No me gustan los cuartelazos. Pero no voy a profundizar sobre quien violó la Constitución en Honduras. Probablemente la violaron todos. Fue un gang bang.
Ahora, si señalo lo siguiente: Zelaya se limpió el trasero con los más básicos principios de la democracia. Irrespetó a los poderes legislativo y judicial. Y desde que lo sacaron del poder, no ha habido sangre, al menos en las primeras horas. Ojala continúe así. Que no me vengan a decir que esto es igual que lo que pasó en Chile ni que este Señor Micheletti es como Pinochet. A Zelaya lo montaron en piyamas en un avión. Respetaron su vida.
Por otro lado, Chávez no tiene moral para estar condenando golpes de estado. Él mismo encabezó un intento de golpe militar contra un gobierno constitucional. Trató de asesinar al Presidente Carlos Andrés Pérez y a su familia. Murió mucha gente en aquel fallido golpe de estado de Chávez.
¿Y qué hacen estos demagogos presidentes latinoamericanos invitando a Raúl Castro a una llamada cumbre de emergencia para condenar “el golpe” en Honduras? Raúl Castro es parte de una dictadura familiar que lleva más de cincuenta años en el poder. En Cuba no hay ni el asomo de democracia.
Todos estos presidentes que se reunieron en Managua son una partida de hipócritas, inmorales, ineptos, corruptos. El anfitrión –Ortega- es un borracho ladrón que violó a su hijastra. El director de la orquesta –Chávez- es un guapetón de barrio, primitivo, déspota, corrupto. Y el invitado de honor –Raúl Castro- es un viejo degenerado y asesino que es el segundo en línea de una dinastía que acabó con un país. Un dictador militar que se hace llamar "general del ejército," con el pecho lleno de medallitas que nadie sabe en que batallas ganó. Una nueva versión de "Chapitas," el nefasto Trujillo.
La política es una mierda en cualquier parte del mundo. Los políticos suelen ser unos cabrones. Lo mismo en Miami que en España, Gran Bretaña o Senegal. Pero en América Latina, la política y los políticos son lo peor.
Durante mucho tiempo se vivió en América Latina la época de los dictadores de derecha. Las juntas militares, cómplices de las oligarquías. Eran regímenes asesinos y corruptos. Pero esta llamada nueva “ola democrática” también es una mierda. Todos estos tipejos del llamado Socialismo del Siglo XXI son ególatras, déspotas, acomplejados, inmorales, despreciables. Se disfrazan de demócratas, pero son iguales o peor que los dictadores derechistas del pasado latinoamericano.
Yo no le veo muchas posibilidades al gobierno de Micheletti en Honduras. Le van a poner una presión económica y diplomática insoportable. Probablemente regresará al poder el sinvergüenza de Zelaya, ese oligarca explotador que abrazó esa mescolanza inmunda que llaman el socialismo del Siglo XXI, para poder entronizarse como Emperador de Honduras.
Todo esto da asco. Un Chávez, que fue el primer dirigente en llamar a Ahmidenejad para felicitarlo por robarse exitosamente las elecciones en Irán, un golpista frustrado que quiso asesinar a un presidente constitucional, dirigiendo ahora un movimiento supuestamente para defender la “democracia constitucional” en Honduras. Un Raúl Castro, asesino y ladrón, unido al coro, dando alaridos allí en Managua con esa insoportable voz de alcoholico hediondo. Un Daniel Ortega, pederasta, borracho, nepotista, de anfitrión de esta reunión de delincuentes.
Ojala no corra la sangre en Honduras. Ojala ese pueblo pueda encontrar el camino de la libertad y la prosperidad.
Ojala algún día América Latina verdaderamente pueda ser el continente de la esperanza y tener gobernantes con un mínimo de decencia y capacidad administrativa.
Hasta ahora, salvo algunas excepciones, lo que le ha tocado a América Latina es la escoria en el poder. Y este es uno de los peores momentos de nuestra historia. No hay idealismo, no hay capacidad, no hay nada que no sea hipocresía corrupción y ambiciones desmedidas en las cúpulas del poder.
Esa cumbre de hienas y buitres en Managua es la mejor evidencia.

miércoles, junio 17, 2009

Si hubo un cubano que nos enseñó la ética, el valor de los principios y el amor a la Patria secuestrada, ese fué el periodista Agustín Tamargo, sus comentarios y su prédica al menos en lo que a mí respecta. me hizo más cubano, con todo el orgullo de saberme parte de un legado que no morirá, aunque muchos se empeñen en ello.
Aquí un articulo publicado en "El Nuevo Herald" de Miami en 1993, reproducido en el sitio 'Nuevo Acción".

LOS TRÁNSFUGAS

Los tránsfugas que hasta ayer medraron con el sacrificio ajeno son una mala ralea. No huyen de la tiranía sino del hambre. Mientras hubo comida y gasolina, mientras hubo becas y viajecitos, mientras hubo puestos de privilegio en que medrar, no se fueron. Se van ahora como buenos camaleones que son, dejando atrás el viejo pellejo fidelista. ¡Caras de cemento! Los tránsfugas son una superchería, un asco.

Ver a los esbirros intelectuales y políticos del fidelismo arrodillarse, ante el exilio, ver como repiten dientes afueras los mismos ataques a la dictadura, que hasta ayer ellos calificaban de "infamias", no puede provocar más que eso, puro asco. Si tuvieran pudor por lo menos se callarían. Afirman que puesto que todo el pueblo se equivocó y hay que perdonarlo, el mal que ellos hicieron debe ser también perdonado, por que ellos forman parte de ese pueblo. Culpa de todos, culpa de nadie. Pero esa patraña no pasará. Ellos siguieron allí, al lado del felón. Ellos le aplaudieron las fechorías. Ellos disfrutaron de los periódicos robados y de los puestos diplomáticos, ellos obtuvieron medallas por disparar contra el pueblo en Bahía de Cochinos y en el Escambray, ellos mataron africanos por órdenes de Castro y bajo la bandera rusa.

¿Se les puede respetar ahora, cuando se arrastran y llegan hasta a elogiar la dictadura de Batista? ¿Se les puede considerar en el mismo nivel de aquellos que prefirieron la cárcel, la muerte o el destierro antes que la ignominia de la complicidad? Yo creo sinceramente que no.

"Somos un solo pueblo", dicen en Miami. ¿Un solo pueblo ahora, cuando hasta ayer nos llamaban "la gusanera"? Hay que perdonar y olvidar, repiten ahora. ¿Perdonar y olvidar a los que causaron tanto daño y nunca se han arrepentido de él? Docenas de libros hay, millares de hojas de periódicos hay, donde muchos de estos que están hoy aquí, nos cubrieron de oprobio ayer por negarnos a hacer lo que ellos hacían, que era doblar el espinazo. Muchos de los que ahora se entreveran con nosotros fueron los que esgrimieron el hacha, o azuzaron al que la esgrimía. Recuerdo particularmente al periódico "Revolución", biblia de la mediocridad, agujero del resintimiento.

En 1959 ese periódico se consagró de manera sistemática a destruir cuanta reputación limpia había en Cuba. Fueron los hombres de "Revolución" quienes se dedicaron a la degollina de todo el que nos los había tomado en cuenta, de todo el que les hacía sombra. Se quieren abrigar con el olvido. Pero hay muchos que viven, que todavías no han olvidado. Son los testigos, las víctimas de aquella época de cacería, cuya pieza mayor era una cabeza independiente.

Hace más de 30 años escribí en la Bohemia Libre de Nueva York, un artículo titulado "Los Descarados" en que describía a esta fauna que conocí y que padecí. Muchas grandes figuras intelectuales de Cuba morirán antes de que volvamos. Lo que no morirá nunca es la náusea que produce ver cara a cara a estos cambiacasacas. La misma que nos produce una rata muerta en la habitación.

(Artículo de Agustín Tamargo, publicado en "El Nuevo Herald" el 7 de marzo de 1993)

LA DEMOCRÁCIA SEGÚN AHMADINEJAD


martes, junio 16, 2009

sábado, junio 13, 2009

¿ POR QUÉ EL POLLO, CRUZÓ LA CARRETERA ?

Eufrates del Valle, a posteado esta incognita filosófica, mi respuesta asumiendo que el pollo sea cubano es ésta:
Haga Click Sobre La Imagen Para verla Mejor

martes, junio 09, 2009

lunes, junio 08, 2009

jueves, junio 04, 2009

EL SILENCIO DE LOS CARNEROS


Durante estos largos 50 años de exilio, los cubanos en Miami han experimentado varios arribos u oleadas de compatriotas que llegan a esta ciudad en busca de una nueva vida, los primeros con la ilusión de un próximo regreso, todos con el dolor del desarraigo y la ausencia, muchos llorando sus muertos victimas de una revolución sangrienta y totalitaria, los que no pudieron huir sufrieron el proceso del desmontaje de las estructuras ecónomicas, productivas y sociales del país, viendo como sus seres queridos salían definitivamente para no volver, como rezaba el cuño en su pasaporte.
Y así nacieron las nuevas generaciones, en el exilio, integrandose a una cultura ajena, allá estrenando un cerebro a la medida de otra cultura ajena e importada desde una potencia que nada tenía que ver con el sol y la alegría del Caribe. Toda tradición fue eliminada, medio siglo de cubanía fue sustituido por consignas y adulaciones al egocéntrico tirano y su camarilla, seguido de todo un pueblo formado en la mentalidad servíl con una sola meta recibir del amo una migaja que le permitiera tener algo mejor que los demás.
Pasaron los años y el hombre nuevo que soñara el atorrante guerrillero argentino, nació por fín: un individuo egoista, que no reconoce la solidaridad salvo en las consignas y el internacionalismo, que tiene como escudo la ley de la selva, que no reconoce patria, ni bandera, ni historia ( porque no la conoce ) y que odia tanto a su mentor como a su enemigo, que no distigue entre victima ni victimario, porque ha jugado de una u otra forma esos roles, que tiene en el tuétano de sus huesos el miedo y el sindrome de Estocolmo tan enraizado como su falta de valores, de ética ciudadana, de empatía, en fín un producto genuino de exportación ideal para la permanencia del sistema castrista por los siglos de los siglos.
Asi llegan, indolentes, portando consignas aprendidas, despotricando del exilio más antiguo, desconociendo las tradiciones, el dolor y el sacrificio de aquellos que pavimentaron las avenidas del progreso y el porvenir con su dolor y sus propias vidas, esos que llegan sin conocer y traen la lección bien aprendida en las mesas redondas, y manuales, con triple moral, a esos ( que no son todos pero si muchos ) a esos que siguen arribando, y se escudan en la democrácia para justificar su cinísmo, les aconsejo de todo corazón, quitense la bota del trasero y primero haganse cubanos y luego adquieran la ciudadanía que más le apetezca, porque para "ellos" todos somos iguales.
Los argumentos del hombre nuevo cuando emigra y sigue con la bota en el trasero:
" A mi la política no me interesa, eso es cosa para los políticos"
" Yo no lo puse, asi que yo no tengo que quitarlo"
" La verdad es que hay que mantener los logros de la revolución en el futuro"
" Aquello no hay quien se lo meta, pero tampoco hay quien lo tumbe "
" Yo no vine por asuntos de política, lo mio fué por necesidad económica "
" Los viejos del exilio son unos dinosaurios, como lo que tenemos allá"
" En cuanto llegue a la Yuma, me voy de Miami, yo no soporto el cubaneo"
" Los artistas no son políticos, son artistas y nada más "
" La Mafia de Miami, si existe, figurate que llegué y tuve que trabajar de verdad"
" Aquí hay que trabajar, caballero, esto es socialismo con comida"
" Venga jama, cerveza y reguettón y que viva la revolución ... venga jama, cerveza y reguettón y que viva la Yuma"
" Desmaya eso, asere!!"
Al que le sirva el sayo, que se lo ponga.

LA GRATITUD CRETINOAMERICANA

Haga Click Sobre La Imagen