domingo, diciembre 28, 2008

Interesantes fotos comparativas de los 50 Años de la Dictadura Castrista en Cuba
Visite este magnífico documento gráfico en:

miércoles, diciembre 17, 2008

RECETAS DE PONG




FRITURAS DE BACALAO

De los Puestos de Chinos en Cuba.


( Si desea una mayor cantidad de frituras multiplique las cantidades de ingredientes por el mismo factor )

- ½ lb de Bacalao desalado ( si es seco un poco menos )
- 3 cdas de harina de castilla
- 2 huevos
- ½ cebolla amarilla mediana bien triturada
- 2 cdas del caldo resultante del hervor del bacalao
- ¼ cda de pimienta blanca o más a gusto.
- 2 cda de perejíl bien picado
- 1 cda de M.S.G o ajinomoto ( indispensable )
- 1 diente de ajo ( opcional ) algunos lo prefieren, otros no.
- Aceite Canola para freir.

Preparación:

- Lavar bien el bacalao en agua fria para quitarle toda la sal impregnada en la superficie, luego hervirlo hasta que quede tierna la carne ( según sea seco o fresco-salado ).

- Pasar por la máquina de moler, toda la masa del bacalao y la cebolla y el diente de ajo ( opcional ).

- Agregar a la masa molida unas 2 cucharadas del caldo del hervor, el ajinomoto,el perejil, los huevos, la pimienta y la harina. Mezclar bien hasta lograr una masa homogénea, dejar reposar por al menos media hora. La consistencia debe ser como una crema gorda no aguada, como la masa de frituras de malanga.


- Puede antes de freir agregar una cdta de polvo de hornear si desea que queden esponjosas.


- Freir en aceite de canola a 300 grados F. ni más ni menos.

( La forma de las frituras es a gusto suyo, lo tradicional es con un cucharón verter sobre el aceite caliente lentamente haciendo una fritura alargada y fina. )

martes, diciembre 16, 2008


¡ Ya salió el Pica Pica Digital !

Visitenos ahora mismo en:

http://miami-picapica.blogspot.com/2008/12/blog-post_13.html
y reciba este regalo de Navidad de todo corazón
al mal tiempo, buena cara y sonría
que para todo hay solución.
No dejen de dejar sus comentarios al final.
¡ FELIZ NAVIDAD Y PROSPERO AÑO 2009 !

jueves, diciembre 11, 2008

DE COMO LOS SOCIALISTAS "REDISTRIBUYEN LA RIQUEZA" ( DE OTROS )

VERSIÓN CLÁSICA

La hormiga trabaja a brazo partido todo el verano bajo un calor aplastante. Construye su casa y se aprovisiona de víveres para el invierno. La cigarra piensa que la hormiga es tonta y se pasa el verano riendo, bailando y jugando. Cuando llega el invierno, la hormiga se refugia en su casita donde tiene todo lo que le hace falta hasta la primavera.

La cigarra tiritando, sin comida y sin cobijo, muere de frío.

FIN


VERSIÓN ESPAÑOLA

La hormiga trabaja a brazo partido todo el verano bajo un calor aplastante. Construye su casa y se aprovisiona de víveres para el invierno. La cigarra piensa que la hormiga es tonta y se pasa el verano riendo, bailando y jugando. Cuando llega el invierno, la hormiga se refugia en su casita donde tiene todo lo que le hace falta hasta la primavera.

La cigarra tiritando organiza una rueda de prensa en la que se pregunta ¿ Por qué la hormiga tiene derecho a vivienda y comida cuando quiere ?, cuando hay otros, con menos suerte que ella, que tienen frío y hambre.


Tele5 organiza un programa en vivo en el que la cigarra sale pasando frío y calamidades y a la vez muestran extractos del video de la hormiga bien calentita en su casa y con la mesa llena de comida.

Los españoles se sorprenden de que en un país tan moderno como el suyo dejen sufrir a la pobre cigarra mientras que hay otros viven en la abundancia. Las asociaciones contra la pobreza se manifiestan delante de la casa de la hormiga. Los periodistas organizan una serie de artículos en los que cuestionan cómo la hormiga se ha enriquecido a espaldas de la cigarra e instan algobierno de Zapatero a que aumente los impuestos de la hormiga.

Respondiendo a las encuestas de opinión, el gobierno de Zapatero elabora una ley sobre la igualdad económica y una ley con carácter retroactivo, antidiscriminación.

Los impuestos de la hormiga han aumentado y además le llega una multa Porque no contrató a la cigarra como ayudante en verano.Las autoridades embargan la casa de la hormiga, ya que ésta no tiene suficiente dinero para pagar la multa y los impuestos.

La hormiga se va de España y se instala con éxito en Suiza.

El Tomate hace un reportaje donde sale la cigarra con sobrepeso, ya que se ha comido casi todo lo que había mucho antes de que llegue la primavera... La antigua casa de la hormiga se convierte en albergue social para Cigarras y se deteriora al no hacer su inquilino nada para mantenerla en buen estado. Al gobierno se le reprocha no poner los medios necesarios.

Una comisión de investigación que costará 10 millones de Euros se pone en marcha. Entretanto la cigarra muere de una sobredosis.

La Cope y Telemadrid comentan el fracaso del gobierno para intentar corregir el problema de las desigualdades sociales.

La cadena SER, EL PAIS, Iñaki Gabilondo y la tribu catalana del PSOE,(carles francino, angels barcelo y gemma nierga) dicen que la culpa de todo es de Aznar, Irak, Franco y la Falange.

La casa es ocupada por una banda de arañas marroquíes inmigrantes y el gobierno de Zapatero se felicita por la diversidad cultural de España.

FIN

miércoles, diciembre 10, 2008


El Tono de la Voz publica una especie de
carta abierta de Hugo M. Cancio en el que se pregunta qué nos pasa a los cubanos. Al parecer no entiende por qué en Miami la gente estalla con provocaciones como las que soltó Pablo FG semanas atrás. Supone que la reacción sólo se puede explicar porque “varios presentadores de radio y televisión locales se lanzaron como aves de rapiña a despellejar en tiras, no tan solo la imagen del afamado artista o la del efímero promotor, sino la imagen del pueblo cubano al irresponsablemente exhortar a la intolerancia y la apatía” o por algún un desarreglo mental que afecta a los cubanos en Miami. Por un lado necesito que el propio autor me explique eso de “al irresponsablemente exhortar a la intolerancia y la apatía” (como sabemos la apatía es una actitud dificilmente exhortable). Por otro puedo aclararle que en el asunto del músico los cubanos no actuaron más que como cualquier otra comunidad en este país que por un razón más o menos legítima se siente ofendida. Así de ofendidos reaccionaron los negros norteamericanos con la emisión de un sello mexicano de un personaje negro de caricaturas que a ellos les pareció ofensivo y en México resulta un ícono popular, como ofendidos reaccionan otros cuando creen que cualquier medio masivo difunde algo ofende la imagen de su comunidad. En ese caso los cubanos de Miami no reaccionaron por razones muy distintas a la de cualquier otro grupo en casos similares: la ideología es lo de menos, lo importante es marcar el territorio. No se protesta masivamente por lo que cada día se dice en La Habana pero permitir que se diga en Miami sentaría muy mal precedente. Como mismo que los cubanos no somos especiales no debemos pretender ser menos sensibles a las ofensas que cualquier otro grupo del vasto tejido étnico que conforma este país. Estoy plenamente de acuerdo con Cancio cuando dice que “son más las cosas que hoy nos unen [a los cubanos dentro y fuera de Cuba] que aquellas que nos separan”. Nos unen muchas cosas y nos separan apenas dos: la geografía y la política. Con la primera no podemos hacer mucho pero la segunda -a menos que lo consideremos un hecho sobrenatural- siempre podremos intentar algo. Algo nos pasa a los cubanos y ese algo es la dictadura unipersonal más extensa de la Historia moderna y esa, ahora con el relevo fantasmal de Compay Segundo (o sea, el hermano del Compañero en Jefe) no se ha acabado. Y si los cubanos de Miami, Madrid o Estocolmo tienen que pedir permiso para viajar a su propio país por un limitado número de días no es por cuatro viejos gritones que toman café en el Versailles. Si los cubanos de todas partes no pueden hacer negocios en Cuba o los de la isla no pueden acceder libremente a internet o a las publicaciones que deseen no se deberá en ningún caso a los berridos de Pérez Roura. Hoy seremos “más los que emigramos por razones económicas y sociales que por asuntos políticos” pero poco importan las razones que cada cual aduzca para salir de Cuba si al final el gobierno de su país trata a todos básicamente como desterrados y a los que emigran les permiten ir sólo de visita. No se puede “comenzar a cicatrizar heridas” cuando otros se ocupan en Cuba no de hablar de heridas pasadas sino de mantener frescas las del presente. No importa el deseo que tenga Cancio de ayudar a su familia o yo a la mía si las ayudas son o impedidas o gravadas con impuestos exhorbitantes. No importa que un médico o un deportista se trate de ir de Cuba por razones estrictamente profesionales porque al final se le tratará como desertor. “Hagamos un llamado a nuestra identidad nacional” nos dice Cancio -sin explicar bien cómo se convoca una identidad- para exigir de inmediato que “nuestro amor por Cuba y su pueblo debe ser incondicional”. Al final ningún amor es incondicional a menos que se le confunda con el masoquismo más extremo. No lo discuto como opción personal –cada cual que encuentre el placer donde pueda- pero no creo que esté bien que el señor Cancio exhorte a sus compatriotas, por mucho amor que diga profesarles, al masoquismo colectivo. Si se fijan ninguna de las restricciones a las que aludo supondrían, de desaparecer, que el régimen cubano perdiera su bien conservada condición de dictadura. Ha habido muchas dictaduras que toleraban la libre circulación de sus ciudadanos, o el ejercicio de la libre empresa o el derecho a trabajar en el extranjero sin que pudiera dudarse de su carácter autoritario pero la nuestra al menos en lo que respecta en el control de los seres humanos y ciertas especies de cuadrúpedos es realmente excesiva. Como excesivo, imagino, le parecerá a Cancio que hoy mismo salga a la calle un puñado de compatriotas suyos a pedir respeto de los derechos humanos. Por algo tan elemental sin dudas serán ofendidos y golpeados por otros no menos compatriotas que sin embargo no comparten ese amor al paisano que inflama el pecho de Cancio. Más excesivo aún será que alguien exija democracia, elecciones libres y exquisiteces por el estilo cuando los compatriotas deberíamos amarnos o al menos tolerarnos con sólo poner un poco de nuestra parte sin aspirar a cambios que quién sabe qué nuevos males nos pueda traer (“Change” en Estados Unidos donde las cosas andan tan mal pero en Cuba con una manito de pintura será más que suficiente). Y le pido a Cancio que no tome a mal lo que digo. Después de todo somos paisanos.

Autor : Enrique Del Risco - Enrisco/ Tomado de su blog

10 DE DICIEMBRE : CELEBRACION INTERNACIONAL DEL DIA DE LOS DERECHOS HUMANOS


viernes, diciembre 05, 2008


Con el fin de que El Cielo le levante el embargo económico al Infierno se han establecido conversaciones entre ambos, y como parte de esas conversaciones han comenzado los intercambios culturales entre sus huespedes más ilustres, esta foto es un ejemplo del primer paso al respecto.

UNA HISTORIA QUE TIENE CASI 40 AÑOS...

Ni perros, ni alcohol, ni mujeres

Pensando en el vaso de guarapo frío, y en lo que el vietnamita me había dicho, me puse a reflexionar que estaba estudiando arquitectura, por puro accidente del destino.

Luego de haber sido admitido en el 1968 para estudiar Dibujos Animados en el ICRT, pasando un proceso riguroso de selección de entre más de 2000 aspirantes, de los cuales solo 18 habían sido aceptados, yo era el benjamín del grupo pues solo tenía 17 años cuando el resto del grupo eran experimentados profesionales del mundo de las editoriales, las artes plásticas o la Televisión, quiso el destino que faltando solo una semana para finalizar el curso, luego de pasar casi un año estudiando de día en el Pre-Universitario “Turcios Lima” de Ayestarán y de 8 a 11 de la noche, en el ICRT en los altos del restaurant chino ‘Mandarín”, al lado mismo de los estudios de Radio Reloj, fuí llamado a una reunión con el compañero: Papito Serguera, donde se me informó que debido a que el ICRT iba a ser militarizado, los jovenes que conformarían su plantilla y estaban en edad militar quedaban a disposición de las F.A.R., o sea que iban a trabajar todo el tiempo por 7 pesos al mes como reclutas del S.M.O. ( Servicio Militar Obligatorio ), ante esa tremenda tarea de ser un glorioso miembro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba, decidí que mi vocación podía esperar otra oportunidad y me fui del curso sin graduarme, total que en el Pre ya estaba en la lista de los que irian al Pre- Yaguajay, una suerte de confinamiento militar para convertir y controlar a jovenes pre-universitarios en futuros soldados o técnicos del ejercito, o sea pasar el S.M.O. sin dejar de estudiar y asi además sacar de las calles a una buena parte de la juventud que estaba recibiendo de muchas fuentes las nuevas visiones del mundo, incluidas desde luego las posturas hippies y la nueva ideología anti-bélica, pro-amor libre y de experiementación con las drogas, todo esto hizo que no me quedara más remedio que buscar una solución intermedia que me permitiera escapar de lo que yo pensaba sería la peor de las situaciones por venir.

Pasé los 3 años más duros de mi vida, porque al final me atrapó el ejercito, como becado en el sistema de escuelas tecnológicas de entonces, el uniforme verde terminó por ser la prenda diaria de mi generación en esa terrible etapa; nos hicieron zapadores porque eramos técnicos de la construcción y eramos afín a los explosivos, nos entrenaron para destruir, para ser carroña de tiñosas si cometiamos errores pues el zapador “ solo se equivoca una vez” y sufrimos 3 zafras completas, y para escapar de esa situación aprendimos a cortar tendones de las manos de nuestros amigos y compañeros que no aguantaban más la ausencia, el hambre, el maltrato, el abuso y sobre todo, las ganas de vivir de gozar lo que todo joven a esa edad necesita, de tener que soportar meses de trabajos forzados, lluvia, frio, calor, solo cañas, machetes y el deseo incontenible de decir…BASTA!


Salimos para Camagüey, el 5 de diciembre de 1969, embutidos en rastras de cargas sin ventanas, solo con las puertas traseras abiertas totalmente, hacinados como reses, con una parada en el diente de perro de la costa de Matanzas para un almuerzo seco y frio, y luego horas de carrteras y pueblos que se iban alejando, dandonos la sensación de que estabamos cayendo en un hoyo interminable, alguien comparó la escena con los trenes donde los nazis llevaban a los judios a los campos de exterminio, la imagen pasó fugaz en muchas mentes, pero nadie comentó el chiste, a cambio, para alejar el augurio todos cantabamos coreando las canciones del enemigo con la única guitarra del contingente, que nos turneabamos para tocar entre varios en un concierto de casi 24 horas.

Llegamos a un campamento que había sido desmantelado y cuyos anteriores ocupantes fueron los reclutas de la UMAP. Rodeado de alambradas dobles con alambre de púas, torres en cada esquina y que parecía más una prisión que un campamento de cañeros. Alguien repitió el comentario sobre los judios, pero esta vez, el presagio hizo nido en todas las mentes, el panorama era aterrador.Estuvimos la primera semana acondicionando el lugar, retirando las alambradas, pintando las paredes con cal , borrando mensajes y escritos de personas que sufrían algo que no lograbamos comprender, pero la energía del lugar tenía una carga que muchos llamaron “Olor a Salación “, y el tiempo les dio la razón, porque luego de estar un mes comiendo solo yuca en todas las formas posibles, pués los suministros no llegaban hasta el mes de enero, fecha oficial de inicio de la Gran Zafra de los 10 millones, tuvimos que explorar los alrededores en busca de algo diferente para comer, así robamos un pavo que degollamos y cocinamos sin sacarle las entrañas, eso lo supimos después, a la hora de comernoslo, pero el hambre fue más fuerte que el escrúpulo y del ave solo quedó la carcaza limpia que enterramos con las plumas para no dejar rastros del delito, también nos superamos cuando comimos huevos crudos de nidos ocultos en la sabana, descartando los cluecos con sus olores y mal aspecto, eran todo un festín que aplacaba el estómago y la imposiblidad de seguir comiendo yuca hervida, frita, en dulce, en puré, etc, solo con el pasar de los años pude volver a degustar ese tubérculo tan criollo.
Pasado casi un mes, comenzó la odisea de trabajar de 7 de la mañana a 12 del día y de 2 de la tarde a las 7 de la noche, de lunes a sabado, con un domingo rojo por mes, ese paso de trabajo, descompensó a la mayoría, y no tardaron en aparecer los accidentados, heridos por “mala manipulación de los machetes en el corte”


Casi siempre elegiamos los dias de lluvia, para justificar el accidente, sólo participabamos dos: la victima y el ejecutor ( que no podía ser el mismo siempre para no levantar sospechas en los responsables ), primero los preparativos previos: afilabamos bien el machete con la lima china, y en este caso lo asentabamos bien con una piedra de asentar que teniamos guardada para estos menesteres, después, marcabamos bien el corte sobre el guante, con la mano del “cortado” dentro, en todos los caso ubicabamos bien donde quedaba el tendón del dedo indice de la mano izquierda con el guante puesto, palpando bien, y a continuación apoyando el filo sobre un trozo de caña que metiamos en el guante, haciamos un corte suave en el area hasta dejar bien abierta la zanja y se enguantaba de nuevo para apreciar el tendón, entonces alguien avisaba a todos en el complot para que vigilaran cuando el jefe de campo se alejara del lugar, una vez listo, colocabamos la hoja bien afilada del machete sobre la piel que cubría el tendón y con la lima se propinaba un golpe seco, fuerte y unico pués no había una segunda oportunidad , ya que los médicos militares a donde con urgencia iba el herido sabían detectar un doble corte sobre el ligamento del tendón, y eso conllevaba un delito de auto-agresión penado por la leyes militares a 6 años de prisión.

-“La lima blande en el aire, baja en un golpe seco, ¡ Clack ¡ el sonido metálico se escucha apenas a dos platones de caña a la redonda”, al principio, el corte es limpio y se ve como una linea roja fina y recta y cuando la abrimos suavemente brota la sangre roja a borbotones y entonces el herido debe tratar de mover el dedo indice, si no puede, entonces el tendón ha sido cercenado y ha sido un éxito la “operación” sino ha perdido la oportunidad de escapar por al menos 6 meses que es el tiempo que demora el proceso de recuperación luego de la operación quirúrgica incluida la terapia para recobrar el movimiento del dedo.

Entonces hay que formar el consabido aspaviento del supuesto “accidente por culpa de la lluvia que hace que la caña resbale”, el herido es llevado con urgencia por un “voluntario” que se rota entre los que estaban al tanto de todo, y que recibía un pase “no planificado” porque llegar al hospital provincial ( casi siempre era el de la ciudad de Morón a muchos kilometros de distancia) tardaba unos 3 días para toda la gestión ya que el herido una vez operado, debía esperar un día a que la inflamación bajara para entonces enyesar el brazo para inmovilizarlo y dejar que la sutura y reconexión del tendón queden protegidos. Casi siempre por lo largo del trayecto desde el campamento al hospital ( a veces casi todo un día ), el tendón cortado se iba contrayendo y para reconectar ambos extremos durante la operación había que localizarlo mediante una incisión a lo largo del antebrazo que podía llegar casi al codo, dejando una cicatríz larga como marca de la hazaña.

La llegada del “accidentado” era todo un acontecimiento, sabiamos que seria enviado a su casa por el tiempo de recuperación y todos habíamos preparado cartas a los seres queridos ( sin censura ) ya que sospechabamos que las enviadas a traves de los medios oficiales eran husmeadas y leidas por las entidades de inteligencia militar para detectar, estados de opinión, posibles filtraciones y potenciales enemigos.

La sonrisa del herido, contrastaba con la actitud de desconfianza y recelo de los jefes, que siempre advertían sobre el castigo y las consecuencias del delito de “deserción en campaña” que era como ellos denominaban, lo que nosotros llamabamos pasaporte a la libertad por lima y machete. No todos estabamos dispuestos a herirnos para escapar, en mi caso tocaba la guitarra y una herida de esas características me podía inhabilitar de por vida, por lo que preferí soportar lo mejor posible ese martirio. En el campamento cuando no estabamos cortando o alzando caña, no la pasabamos tan mal, escuchabamos a escondidas los sabados a la BBC de Londres el programa Ritmos, con Juan Peirano, donde nos manteniamos al día de lo último en música sobre todo de nuestros idolos: The Beatles, y cantabamos sus canciones a pesar de las criticas de los militantes de la UJC y los jefes, algunos conocieron la música de rock con nosotros, y eso les acercó mucho rompiendo la distancia que existía entre grupos de origenes diferentes, uno de ellos fue la brigada que llamabamos Los Negrones, que era un grupo de negros venidos del Plan Lechero para formarlos como técnicos en dibujo mecánico y topográfico, todos ellos habian hecho muy buenas migas conmigo por el asunto de la guitarra y porque yo les dictaba cartas para sus novias, eran jovenes de una estatura superior a la nuestra, fuertes, campesinos de monte adentro, muy nobles pero muy violentos si se les retaba, estaban criados a pura leche de vaca y viandas, y como buenos amigos estaban siempre pendientes de mi.

Un domingo que descansabamos solo medio día, me encontré recorriendo los alrededores del campamento con Poly- asi le llamé, una perrita chiquita, blanquita de pelo corto, que al parecer estaba “jíbara” como le llamaban los guajiros de la zona a los perros sin casa ni dueños, y al principio se mostró desconfiada, pero hambrienta, entonces fui a la cocina y le llevé un poco de sobra, que devoró sin masticar y así en menos de una semana ya la tenía amaestrada, fiel y cariñosa, me seguía a todos lados, dormía bajo mi litera de hierros viejos, hasta que un día el sargento político me llamó y me dió la orden fatal:

- Tienes que sacar a ese animal del campamento, por razones de salud no se permiten animales en los albergues.

- Pero, si la única normal es la perra, todos los demás estan locos.- Le repliqué
- ¡ No te hagas el gracioso, Pong, y saca a la perra, es una orden !

Sabía que esa orden provenía del director del campamento, que no soportaba que al menos por momentos la Poly proporcionara alegría a los muchachos con sus juegos y presencia, su complejo por la baja estatura lo trataba de encubrir con un despotísmo que rayaba en el más acérimo machismo guajiro criollo, además nos habiamos negado a compartir la única guitarra del campamento con ellos, los jefes y eso era un asunto pendiente. No pasó una semana y la Poly amaneció muerta, decapitada, tirada en el hoyo donde se quemaba la basura. La impotencia y la rabia no me dejaba ni respirar, lo peor era que no sabíamos quién era el autor de semejante barbarie, pero sospechabamos de donde provenía la orden, al regreso del corte no me bañé ni fuí a comer, los negrones del campamento se me acercaron y se ofrecieron a averiguar quién había sido, para aflojar me pidieron que les tocara un rato la guitarra, acepté y fui en su busca, pero no la encontré, ya eso era demasiado, y salimos a buscarla por todas partes, revolvimos el campamento pero nadie la tenía, a las 10 de la noche vino el toque de silencio y todos nos fuimos a dormir. No pude pegar los ojos en toda la noche.

En la mañana siguiente durante el desayuno, se ordenó formación en la emplanada del campamento, creimos algunos que se iba a explicar el calendario de salidas de pase de visitas que ya llevaba dos meses de atraso, cuando lo acordado eran 5 dias de permiso por cada 45 dias de trabajo durante la zafra, y más cuando esa era la famosa Zafra de los 10 millones.

El director a quien todos llamaban en secreto “ El Enano” que siempre destilaba un exceso de guapería, se paró en medio de la plaza improvisada, y sin ninguna consideración, nos dijo:

- Como todos saben, las metas de alcanzar los 10 millones de toneladas de azucar en esta Zafra, está en peligro debido a las dificultades que todos sabemos, y como nuestro compromiso es con el comandante en jefe y la Revolución, He decidido que todos vamos a renunciar al pase programado hasta tanto no cumplamos con el millón de arrobas de caña cortada que es nuestra meta en esta contienda, asi que he dispuesto que les entreguen a cada uno de Uds, una postal muy bonita, para que le escriban a sus madres, las feliciten y les expliquen la razón por la que no los tendrán con ellas este año, y los que tienen la madre muerta van a tener que esperar a que cumplamos para llevarle flores a donde esten enterradas, eso es todo, terminen de desayunar y salgan inmediatamente para el corte…

Nadie se movió, se podía escuchar el vuelo de una mosca, todos petrificados, digiriendo el insulto, la burla, la prepotencia de semejante personaje, por fín Montes de Oca, el jefe de nuestra brigada rompió el silencio y preguntó:

- ¿Y nadie pensó consultarnos antes de tomar esa decisión ?

Y la respuesta vino como una ola cargada de amenaza:

- Aquí solo hay hombres, y los que no se consideren como tal, van a tener que salir a cortar caña de todas maneras aunque sea sin pantalones, es una orden y estamos en tiempo de guerra, y en una batalla a los flojos, a los traidores y a los indiciplinados se les fusila y ya está.

Y dando la media vuelta El Enano regresó a su madriguera, dejando al sub-director un pobre secundon, tratando de aplacar los animos.

Esa noche, después de la comida, en el albergue principal, los negrones comenzaron a tocar un guaguancó, suave y cadencioso al principio, como para ir calentando el ambiente, pasada una hora se había convertido en un bramido salvaje donde todos participaban frenéticos, el coro decía: enano cabrón, enano cabrón… y así se enardecían los animos, el ritmo lo daban con los machetes y mochas sobre los parales metálicos de las literas, los cubos y latas donde se calentaba el agua de bañarse o de lavar la ropa, en el piso, y cuando ya la horda estaba delirante, alguien entró y dijo:

- ¡ Ellos tiene la guitarra y la piensan cambiar por un puerco a un campesino de la zona, me lo dijo Urbay el cocinero ¡

No sé quien dio la orden o si fue un acto espontáneo, alguien rompió el clamor y una multitud histérica cargando machetes, mochas, palos y mucha rabia se abalanzó contra lo que llamaban la madriguera, que era la nave donde estaba el comedor-cocina-almacen y cuya última sección la ocupaban los jefes con sus camas y pertenencias, también estaba el polvorín donde se guardaban las armas reglamentarias: fusiles y balas, los valientes responsables, heroes de batallas de la clandestinidad en Santiago de Cuba, voceros del pensamiento del comandante en jefe ante nosotros, en fin los jefes, salieron por la parte posterior del campamento aprovechando la oscuridad y la confusión para salvar su pellejo, abandonando la guitarra en la estampida. el linchamiento era lo que les esperaba si caían en manos de la turba ofendida, la ola de freneticos atravesó la nave, Urbay el cocinero y sus dos ayudantes observaban pálidos la escena, nadie logró alcanzar a los fugitivos, que se los tragó la noche.

Todo el campamento de disolvió en un instante. Por la linea del tren que iba hacia el Oeste, partieron grupos alterados, camino al pueblo de Florida cuya pizzeria estaba abierta las 24 horas del día, hacia el Este partimos nosotros rumbo a Vertientes, sin saber a ciencia cierta que hacer en lo adelante.

Estuvimos 2 días rondando las callejuelas, yendo al cine, comiendo pizzas, panes con tortillas y mucho guarapo y guachipupa ( una suerte de refresco de fresa aguado y sin enfriar ) , regresamos poco a poco a un campamento sin jefes, sin control, sin suministros, parecía un paisaje después de la batalla como diría Wadja, al cuarto día cuando todavía no estaban todos de regreso, llegaron los nuevos jefes, vestidos de verde olivo, de uniforme completo, con grados y bien armados, en jeeps y camiones llenos de soldados, como para un combate, nos reunieron en la misma emplanada donde todo comenzó, y de forma persuasiva nos prometieron que ya los antiguos jefes habían sido removidos de sus cargos y que una nueva etapa comenzaría, nos prometiron el cumplimiento de los permisos de descanso y hasta hablaron de mejorar la alimentación, nos solicitaron colaboración, que devolvieramos parte de las armas ( que nunca aparecieron ) y que nos esforzaramos en ser más disciplinados, el acto terminó con la noticia que en esa misma semana, seriamos concentrados en un estadio de la ciudad de Vertientes para partir en un tren de más de 28 vagones, hacia la capital.

Y asi fué, durante el recorrido se pasó la consigna entre todos, de que nos debían 15 dias de descanso y no una semana como se nos informó, asi que pasada la semana oficial, de los 28 vagones solo regresaron 3 con personal, el resto nos quedamos por otra semana, y fuimos cazados uno a uno por las calles de la Habana, a mi en el dia 13 de permiso, me capturaron en la parada del Coopelia junto a mi amigo Isidro, y fuimos presos en una guaguita VW hasta Manga Larga, grúa 18, donde estuvimos cortando caña con el agua hasta las rodillas, durmiendo en vagones metálicos de carga de tren , comiendo algo de comida, fría y poca y trabajando más de 12 horas al día, los mosquitos y los jenjenes eran parte de la tortura asi como el calor, sin luz eléctrica, sin radio, sin ver una mujer por cerca de 1 mes, y se nos advirtió – No se les ocurra tener un accidente de corte, pues el caserio más cercano esta a cientos de kilometros a la redonda, y asi fue, al regresar meses más tarde, todos pareciamos salidos de un campo de concentración nazi.

Cuando regresamos al campamento, estaba el Sr, Director como si nada hubiera ocurrido, al vernos lo primero que me dijo fue:

_ ¿ Eh…Y dónde dejaste la guitarra ?

No le contesté, pero solo tuve que esperar una semana, para escuchar en el comedor con todo el campamento alrededor del radio de pilas ruso, como el comandante en jefe le daba al pueblo de Cuba la triste noticia del fracaso de su Zafra de los 10 Millones…Y de que Van …Van, al terminar la alocución nadie dijo nada, todos se levantaron y regresaron a la barracas, yo estaba sentado frente a frente al Enano, él permanecía con la vista en el radio, sin escuchar los himnos y consignas de clausura, estuvimos estáticos por un rato lque se me hizo interminable, por fín el sr, director de levantó y se fué, yo me mantuve clavado en el banco de madera, saboreando segundo a segundo la debacle, el ridiculo, la inutilidad del heroismo de vitrina, de la gesta, anocheció y me quedé en la penumbra, los grillos celebraban también, esa noche dormí plácidamente, pensé en Poly, la guitarra, la fuga, el castigo y me dormí sonriendo. Una semana despúes regresamos a la ciudad, y de vuelta a los estudios de dibujo arquitectónico, del que me gradué con el primer expediente del curso, lo que me valió el pase para la universidad sin tener que trabajar antes, de todos modos el Plan de Estudio-Trabajo me atrapó, como a todos en esos años perdidos.

Por eso, al estrenar la nueva vida de universitario todo era un paseo, a pesar de las extensas entrevistas de ingreso, los interrogatorios para medir tu “nivel político y revolucionario”, y luego las asambleas de “ Ofensiva Revolucionarias” ciertamente un proceso de depuración donde se disfrutaba de un verdadero circo romano, donde se mostraba toda la inmundicia y lo peor del lado oscuro de los seres humanos, era una fiesta de miedo y oportunismo de la cual nadie salía ileso, y que marcó el destino de afeminados, homosexuales, desafectos al proceso revolucionario, jovenes de familias acomodadas, o simplemente ser diferente o demasiado inteligente lo que llamaban auto-suficiente, en un alarde de mediocridad colectiva nunca antes visto, o por el simple hecho de haber solicitado la salida legal del país ( como era mi caso ), si uno salía ileso de ese proceso, casi tenía ganada la batalla por un titulo universitario, que significaba un primer paso para escapar tarde o temprano por alguna vía del sistema.

Fue durante el tercer año de la carrera, terminada la Guerra de Viet-Nam que empezaron a llegar los nietos de Ho-Chi-Minh a estudiar en la CUJAE, llegaron con los ojos que denotaban asombro y un entusiasmo contenido, son educados y confiables dijeron algunos de los anfitriones, pero yo les notaba algo en la mirada que no era normal.
El arribo de los nietos del Tio Ho,coincidió con la llegada de los chilenos que escapaban de Pinochet, algunos muy humildes, otros muy “pijos” clásicos socialistas burgueses y la orden fue que no debían mezclarse los camaradas entre sí, asi que fueron ubicados en diferentes albergues en la zona que todos llamábamos La Beca, casi al final de la llamada Ciudad Universitaria “José Antonio Echeverría”, los vietnamitas no bien habían llegado y transformaron sus albergues en verdaderas granjas de producción agricola, para eso cubrieron las pocetas de las duchas con láminas de plástico negro ( polietileno usado para la agricultura en la isla ) y luego las rellenaron con tierra fresca y fértil que traían de diferentes lugares, y con ello improvisaron unos verdaderos huertos clandestinos donde sembraban cebolla, cebollino, verduras, ajies picantes, etc…y como no tenían forma de conseguir el famoso MSG, lo sustituían con pastillas molidas de ácido glutámico, que tenía el mismo efecto, también sembraban en los alrededores de los edificios de albergue, plátanos, coles y lechugas, la parte de las proteínas las conseguían con el unico vietnamita gay que habíamos visto jamás, era pariente cercano de un alto funcionario de su embajada en Cuba, y según nos contaban sus compañeros lo enviaron para evitar tener que incorporarle al ejercito de Liberación, que combatía a los norteamericanos en el Sur, decían que un maricón le bajaba la moral a los heroicos combatientes del Viet-Cong, asi que los pollos, la carne de puerco o de res les llegaba a los becados a través de La Condesa de Hanoi, que era como le llamaban la canalla criolla que le conocía, en referencia a la pelicula de Chaplin.

A mí por ser descendiente asiático, y por mi apellido y rasgos, fui aceptado por los vietnamitas que me invitaban a disfrutar de sus comidas, sobre todo de muchos de sus platos típicos que no conocía, asi probé la ensalada de corazón del tronco de la mata de plátano, que eran suave, transparente y combinado con otras verduras era muy sabroso, tambíen me deleitaba de su manera de hacer el pescado, el pollo o el puerco, y como dominaba a la perfección el uso de los palillos chinos, y les conseguía la salsa de soya china de la buena, y otras cosas, pués me apreciaban mucho, y me tenían confianza, asi un día que estabamos preparando uno de los mini-banquetes para celebrar el cumpleaños de un compañero, me confesaron que a La Condesa de Hanoi le habían regresado con urgencia por haber violado el código de honor.

Pasaron los días y la curiosidad no me dejaba tranquilo, asi que tan pronto pude crear una situación segura sin posibles escuchas, en un lugar a cielo abierto, le hice la pregunta a mi buen amigo vietnamita: - y…¿ Cúal es el código de honor, al que te referiste el otro día? Y mirando a todos lados me confesó:

- Cuando nos preparabamos para venir a estudiar a Cuba, nos hicieron firmar varios documentos y entre ellos estaba el compromiso del cumplimiento del código de honor, que consistía en las 3 cosas prohibidas para nosotros durante la estancia en la Isla.

- Ni perros, ni alcohol ni mujeres. O sea no podemos matar, cocinar y comer perro, ni tomar alcohol y de sexo con mujeres…NADA!

Lo que no aclararon entonces, que el sexo con hombres estaba incluido también, por lo que

La Condesa de Hanoi, hizo lo que sus hormonas le pedían a gritos y los machitos sobrinos del tio Ho, no le perdonaron el desliz.

Esa noche despejada la incógnita, de regreso a mi casa, me acordé de los años de Zafras, de los días dificiles, y me dejé batir por la brisa fresca que entraba por la ventana rota de la guagua 184,de regreso a mi casa y me dije:

- ¡ Qué clase de mierda es el socialismo, aquí, en Viet-Nam y en la conchinchina, asi que:

Ni perros, ni alcohol ni mujeres…

Por suerte estamos en Cuba…sonreí sardónicamente y tragué en seco:

- ¡ Coño, que bien me vendría un vaso de guarapo bien frio…!

LA UNICA FOTO DE POLY Y YO / 1970


miércoles, diciembre 03, 2008

NOTICIA DEL PICA PICA

Próximamente y como regalo de Navidad para todos los amigos y lectores, el Tabloide Pica Pica saldrá en versión digital. Les informaremos el día de la tirada con antelación.
Saludos

Staff del Pica Pica

sábado, noviembre 29, 2008

LA HUELLA DE LOS CHINOS EN CUBA / PARTE 1

El Tren de Lavado de los Chinos

Era dificíl encontrar al final de la década de los 50,un barrio en la ciudad de la Habana que no tuviera su Tren de Lavado de los chinos.

Las primeras luces del día los encontraba en plena faena, cuando aún era de noche a eso de las 5 de la mañana ya estaban en pie preparando su desayuno, muy diferente al clásico criollo, con su pan con mantequilla y café con leche bien endulzado, para empezar era lo más parecido a un almuerzo. Solía ser una sopa espesa de arroz glutinoso con algunas verduras y carnes, muy olorosa y nutritiva, luego un poco de pescado salado hecho al vapor, con su arroz blanco sin sal ni grasa, todo acompañado de un Té suave y perfumado de jazmín o negro, la habilidad con que manejan los palitos para comer es en sí todo un acto de destreza y estilo, la sopa la beben a sorbos bien sonoros, succionando directamente del bol, que sostienen habilmente con los dedos meñique e indice, de esta manera por muy caliente que esté el contenido, solo hacen contacto con el borde del tazón y el aro del fondo del mismo por lo que no se queman, los chinos nunca ponen los codos ni se apoyan en la mesa, es de muy mala educación hacerlo, asi como poner los palitos sobre el mantel, para ello los colocan sobre el bol juntos y apuntando hacia el centro de la mesa ( sin van a seguir comiendo ) y de forma transversal ( si ya terminaron ) asi quien sea responsable de retirar la mesa sabe la intención del comensal sin interrumpir su charla o su disfrute, no importa el status social esas normas son de conocimiento general y se aprenden en la más temprana infancia.

Generalmente los chinos empleados en las labores de lavandería eran de origen campesino y muy humildes, llegaban a Cuba traidos por un pariente o amigo, y muchas veces trabajan por la estancia y la comida hasta que a juicio del benefactor hubiesen pagado con creces el costo del viaje, a pesar de ello eran alegres, con mucho sentido del humor, tanto que no extendían comprobantes impresos a la usanza de la época, ellos en su lugar, escribían en pequeños papelitos sus ideográmas con los que asignaban a cada cliente un mote o una simple descripcion que hacia muy fácil la identificación, para ello escribian en tinta china con su pincel de punta fina, en el envés de la sabana o la ropa el mote designado, como por ejemplo: la flaca con dientes grandes, o la señora gorda de nariz chiquita, o el señor muy blanco de ojos azules, la mujer con voz de gallina ,etc..y el papel que le entregaban a uno decia lo mismo solo que nadie tenía los medios de traducir el mensaje.

Me divertía mucho escuchando sus anécdotas sobre clientes y las vicisitudes que pasaban con el idioma español, ellos siempre estaban bromeando a pesar del tremendo calor de las pailas de agua hirviendo que manejaban, ya que apenas usaban detergentes para el lavado, a pura fuerza de golpes, restregando fuerte y exprimiendo blanqueaban las sabanas, prendas de algodón y ropa de cama como nadie, y luego planchaban con carbón, toda la noche hasta las 9 que era cuando se acostaban, se aseaban y algunos aprovechaban para escribir a sus familiares en China, o aprender un poco el español, los domingos era el único día libre, y todos iban sin falta al barrio chino en Zanja, alli compraban los viveres chinos, visitaban los 3 cines del barrio, El Aguila de Oro, El Nuevo Continental o El Nuevo Pacifico, veían peliculas de Hong Kong de kung-fu del mejor maestro de todos los tiempos Bon-Fui-Jung, el predecesor de Bruce Lee, eran filmes baratos con poco argumento pero llenos de acción y destreza sin trucaje ni efectos especiales, era kung-fu limpio y original, yo disfrutaba como nadie de esas fantásticas peliculas comiendo semillas de melón o calabaza secas y tostadas, cuyas cáscaras se tiraban al suelo como costumbre, el idioma que se hablaba en el barrio chino era el cantonés, con un uso mayoritario del dialecto Jind-Peng, aunque habia otros dialectos pero eran minoritarios.

Los empleados de las lavanderías chinas, siempre estaban en camiseta, o camisas sin mangas ni cuello, pantalones anchos y cortos, y casi siempre usaban la clásica chancleta de palo, que era una suerte de base de madera con una banda de caucho negro a modo de soporte y que estaba clavada al borde con una tira metálica con clavos, el sonido que producían era muy peculiar y con el tiempo hasta se han montado coreografías con este rústico elemento de la cultura popular criolla.

Los patios de los Trenes de Lavado, eran todo un espectáculo, pues iban tendiendo las ropas y las sabanas por el orden de entrada, y poseían una habilidad tremenda para colocarlas en las perchas sobre cordeles a tremenda altura auxiliados por una varas larguísimas para luego irlas descolgando según se iban secando, todo un acto inolvidable, también usaban las azoteas para tender.
En el área de entrega, era imponente las pilas de paquetes perfectamente envueltos, en papel blanco con sus papelitos de identificación, unas sobre otras en columnas verticales que desafiaban la gravedad, “Papelito habla lengua” era la frase atribuida a los chinos cuando se hablaba de dejar los acuerdos y negocios perfectamente documentados. Desde luego si Ud. No entregaba el”papelito en chino” no había argumento que convenciera al paisano para que le entregara su paquete, solo los clientes habituales gozaban del privilegio de obviar este trámite.

A mi se me permitía estar porque ellos me utilizaban para que les enseñara palabras y sobre todo las malas palabras en español para poder distinguir cuando les insultaban y cuando no, yo a veces les decía palabras trocadas, y me reía cuando las usaban mal, de todos modos ellos siempre me fastidiaban mucho, pero al final siempre me daban alguna golosina china de premio y agravio como los Chan-Pi-Muei( Ciruelas secas almibaradas ) o los Sik-Fa-Muei ( Ciruelas secas saladas ) que me siguen encantando aún hoy.
Toscos en el trato, gustaban de retorcerle la oreja a uno, y eso me enfurecía mucho, entonces cuando me mostraba agresivo me enseñaban algún movimiento de kung-fu, siempre con buen humor, y es que para los chinos los niños son un tesoro que hay que educar y cuidar en colectivo, un niño malcriado no es aceptado socialmente, y se reconoce a la familia por el grado de educación que tengan sus menores. A veces yo les acompañaba a repartir por el barrio, los paquetes de ropa perfectamente envueltos en papel blanco amarados por cordel, y con el consabido mensaje en chino que sólo ellos entendían.

Fue en esos pliegos de papel que tenían encima una pieza de madera dura pesada como pisa-papel y que ellos además usaban como arma de combate ( llegado el caso ) sobre los que hacía mis garabatos, dibujaba entonces historias completas que luego explicaba en detalles, sobre todo a Julito y Joseíto los más jóvenes que se deleitaban con mi fantasía, ellos más tarde fueron a trabajar a la bodega de mi padre lo que prolongó la amistad hasta que en 1969 decidieron emigrar hacia su lugar de origen, fue Joseíto quien me regaló mi primer set de tinta china, que consistía en un mortero ancho y bajo, hecho con un material áspero para que sirviera para diluir en un poco de agua la barra gruesa de tinta china sólida toda labrada en imágenes de dragones, que uno “raspaba” contra el fondo de manera que en ese movimiento circular se iba obteniendo una tinta china cuya densidad dependía de cúan fuerte y negra se necesitara, esa tinta era tan pura y fuerte que una vez usada no había forma de quitarla de la tela o del papel, por ello los chinos marcaban la ropa en los pliegues ocultos o al final de la prenda con el “sello personal asignado” al cliente.

Luego estaba el pincel chino, hecho de pelo de cola de caballo, de una punta finísima que se manipula de un modo muy especial, y que con la debida habilidad hace trazos del espesor de un cabello hasta del grosor del ancho del pincel o más, el arte de la caligrafía china es algo que merece una consideración muy especial.

El recuerdo más entrañable de aquellos trenes de lavado era el olor a limpio, a almidón, a carbón encendido, y sobre todo la camaradería y el buen humor de mis amigos de entonces, jamás los olvidaré, forman parte de una Habana que vive en mi memoria y no volverá y que comparto en estas líneas de nostalgias para que no se olvide.

lunes, noviembre 24, 2008

LA PRESERVACION Y REPARACION DE LOS MONUMENTOS SEGUN EL GOBIERNO CUBANO


Capilla de Caracoles 1998


Capilla de Caracoles Nov 2008 con "la ayuda de la UNESCO"



Vean como salvajemente han cubierto los caracoles con pintura, peor aún lo que hicieron con la fachada, a la que recubrieron con repello tapando los detalles, y la bandera cubana toda hecha con caracoles ( ver fotos ) en un alarde increible de ignorancia y desprecio hacia el patrimonio nacional, claro esta como no es Zona Turística se desviaron los recursos de la preservación para alguna "necesidad urgente" de la clase facistoide en el poder. Y todavía hay quienes siguen escuchando a personajes como Eusebio Leal, y los arquitectos Roberto Segre y Mario Coyula hablando de recuperar la Habana...gracias a vecinos amigos que aún viven en el barrio y que leyeron mi articulo sobre esta joya, y me enviaron estas y otras fotos de hace pocos días.

miércoles, noviembre 19, 2008

Un comentario al margen de la noticia, Raúl Castro cantó en chino, pero en dialecto cantonés, que es el que hablan la inmensa mayoría de chinos ( de los pocos que quedan ) en Cuba, y el gobierno asi como sus funcionarios incluyendo al presidente Hu - Jintao hablan mandarín o pequinés que es la lengua del imperio del norte, donde está la capital, no es que no lo entiendan, a lo mejor algo saben, pero sería la diferencia entre el portugués y el español o el italiano entre sí. Esta es la segunda vez que el "chino" Raúl canta la tonada dedicada a Mao, ya cuando la famosa Exposición de la República Popular China en el edificio de Bellas Artes en los primeros años de la Robolución, le cantó al embajador de turno y a los tracatanes narras encargados de la inauguración. Y eso que la revolución era verde como las palmas.

CONSEJO CHINO

...Y AL FINAL "LA CHINA " CANTO

martes, noviembre 18, 2008

LA HAZAÑA DE POTAJE Y LA ULTIMA PROCESION

Cuenta una leyenda popular en Santos Suárez, que la construccción de la Capilla de Caracoles como se le conoce en el barrio, se debió al cumplimiento de una promesa hecha por Lorenzo Romero a la Virgen de la Caridad, mientras colgaba del andamio de la obra en la cual trabajaba, en los últimos instantes antes de la caida que sin lugar a dudas tendría fatales consecuencias, en su desesperación,el albañil hizo su promesa : -“Si salía con vida del accidente, le construiría una capilla con caracoles en su propia casa”.

Y resultó que a pesar de caer a una gran altura solo tuvo fracturas de piernas y unas costillas, sin ningúna complicación adicional, por lo que una vez recuperado cumplió su promesa. Todos en el barrio en esa época de los primeros años de la decada del 30, se dieron a la tarea de colectar caracoles para la capilla que Lorenzo le había prometido a la Virgen.


Fue así que con el pasar de los años, todos crecimos viendo como parte del barrio esa modesta capillita de apenas unos metros de ancho, con su fachada frontal toda cubierta de caracoles, protegida con mucho celo por los creyentes del barrio, que era venerada como un sitio sagrado y familiar por todos, no se celebraban misas porque no formaba parte de la iglesia como institución, ni tenía asignado saderdote, pero muchos iban a rezar y a meditar sus dolores del alma en aquel local tranquilo, sencillo y acogedor, ( ver fotos ).

En su planta alta vivía Lorenzo, su creador con su corta familia, a cuya morada se accedía por una escalera lateral dentro de la misma nave, acicalada diariamente por devotas, tenía un sitio preferencial, una imagen de Santa Barbara, adquirida gracias a la donación del actor de Cine y TV, Alberto González Rubio y su esposa, y a la cual como a la imagen de la Caridad del Cobre nunca le faltaron ofrendas florales, sobre todo de gladiolos amarillos en sus respectivas conmemoraciones.

Cada 8 de septiembre en el Dia de la Caridad del Cobre, se realizaba desde su fundación, una procesión con todos los fieles creyentes portando la imagen y saliendo desde la Capilla por la calle San Benigno y San Leonardo, a todo lo largo de San Benigno hasta la Calle Santa Emilia por donde seguía calle arriba hacia la iglesia La Virgen Milagrosa, en la Calle Paz y Santa Emilia, al llegar, se celebraba una misa con la imagen presente para luego regresar por la calle Enamorados( escalinatas abajo ) hasta Serrano donde buscaban la calle San Leonardo hasta regresar a la Capilla, esto se hacía años tras años, hasta su último recorrido el 8 de septiembre de 1962.

Ese año como siempre al finalizar la procesión, se llevaba a cabo una competencia en la cafetería del guajiro Luis en la esquina de San Benigno y Enamorados, donde se ofertaban los mejores batidos de frutas naturales sin leche, si alguien quería agregarle leche tenía que traerla de la casa ( ya empezaban a sentirse los efectos de la escasez ), fue en esa ocasión que la competencia tuvo una doble importancia, sería la última.

La muchachada llenaba el portal de la cafetería, mientras en la barra estaban los competidores, entre ellos mi amigo y vecino Jorge más conocido como Potaje ( porque solo se llenaba con mucho potaje y arroz , según Lála, su madre ). Era un joven delgado, o como deciamos todos, flaco, alto para su edad, de tez cobriza clara, madre mulata y padre español, pelo rizado, ojos grandes y labios gruesos, como se llama en cubano: un jabao, de carácter noble y muy buen amigo de todos, mayor que el resto del grupo, pero salvo la diferencia de estatura, era uno más de la pandilla del barrio.

El reto de la competencia consistía en ver quien se tomaba más vasos de batido acompañado de Mantecadas, una panetela de forma rectangular, esponjosa, bien horneada con su color canela y de un aroma delicioso, solo que había que tragarsela con algún líquido pués era muy seca y se atoraba en el gaznate como se decía entonces, el batido era de fruta bomba bien espeso, cada vaso metálico de la batidora daba para 3 vasos de 8 onzas, el vaso usual en cualquier cafetería, todos nerviosos esperaban el inicio de la contienda, al fin el guajiro emocionado dio la voz de ¡ ARRIBA ¡ y los cuatros competidores se lanzaron a los vasos llenos hasta el tope, el convenio era de un vaso por cada mantecada, decirlo suena fácil pero hacerlo era toda una proeza, los ojos de Potaje se le salían de las orbitas, tragaba el batido con la misma avidez que se zampaba las mantecadas, asi, 1 , 2, 3, 4, 5, en el quinto vaso uno de los competidores se retiró, quedando solo Potaje al frente que ya se terminaba el sexto vaso y comenzaba a masticar la próxima mantecada, otro del grupo no pudo evitar atragantarse y fue necesario darle bien fuerte por la espalda para evitar que se asfixiara, ya con un solo oponente, Potaje se envalentonó y remató con el octavo vaso y la octava mantecada, los animos por el techo, los vitores y algarabía atraían a la esquina a vecinos y curiosos, Potaje con su noveno vaso de batido no tuvo que terminar la próxima mantecada, su oponente se había rendido en la sexta ronda, todos felices cargamos al vencedor, el premio consistía en disfrutar gratis por una semana de la oferta de la cafetería que consistía en: bocaditos de pasta, croquetas preparadas, papas rellenas, tortillas,batidos y jugos de frutas y refrescos, lo cual era el premio perfecto para el apetito de Potaje, que fue nuestro heroe por unos días, su hazaña formó parte de la leyenda del barrio.

Un tiempo después mi amigo Jorge , nuestro querido Potaje falleció de una embolia cerebral a la edad de 16 años, con él, se acabó el ciclo de competencias relacionados con la Procesión de la Virgen de la Caridad de la Capilla de Caracoles.

También terminó la tradicional fiesta de la Virgen en su día, y no solo en el barrio, sino en toda la isla porque ese año fue el asalto final del regimen castrista en contra de la iglesia católica, sus instituciones y sus tradiciones, se suspendieron en lo adelante todo tipo de procesiones o celebraciones callejeras, y sus creyentes fueron confinados a seguir sus creencias dentro de las iglesias y soportar el asedio y la represión aún en sus propias casas, lugar de trabajo o estudio, muchos abandonaron las iglesias y se incorporaron al experimento llamado Revolución, por miedo o por falta de fe o por oportunismo, esperando recibir el fruto de las promesas de un futuro que nunca les llegó. Hoy muchos de sus descendientes recorren el mundo en pos de una vida mejor, sin fe en nada, sin ética de conducta sin tradiciones ni raices ni lugar de retorno, despreciando la tierra que los vió nacer. Un pueblo sin memoria, que está condenado a repetir la historia una y otra vez, hasta que aprenda que olvidar es volver a sufrir.

Aún hoy se mantiene en pie, esa joya de la devoción popular, a pesar de las prohibiciones, del odio, de la represión, del miedo y la apatía, en mi sencilla barriada en cuyos alrededores se han fundado focos de resistencia y oposición a la barbarie, donde no hubo actos de repudios en 1980, barrio de obreros, rodeado de fabricas de confituras y chocolates como la Estrella, de detergentes como Crusellas, de calcetines de hombre La 11-11, de panaderías como Toyo o La Ceiba o dulcería famosa como La Gran Vía, barrio lleno de cines: Santos Suárez, Apolo, Dora, Los Angeles, Florida, Santa Catalina , barrio de mi infancia humilde pero feliz, único lugar en Cuba donde nevaba cada cierto tiempo por el espectáculo de ver sus calles llenas de espuma que parecía nieve ( cuando limpiaban los tanques de Crusellas y todo el sistema de alcantarillado se llenaba de una espuma densa que salía por lo tragantes de las esquinas),y los muchachos jugabamos a tirarnos las tortas blancas de espuma, aunque después muchos terminabamos enfermo de la garganta, pero felices; todo esa magia que ya no es, que ya no está, como el eco de la banda escolar que encabezaba la procesión cada 8 de septiembre, donde aún en la esquina se pasea el espectro de mi amigo Potaje, victorioso, en la espera de una próxima competencia de batidos y mantecadas.

lunes, noviembre 17, 2008

LA CAPILLITA DE CARACOLES / RELIQUIA DE MI QUERIDO BARRIO DE SANTOS SUAREZ











Construida por Lorenzo Romero de profesión: albañil
como cumplimiento de una promesa a La
Virgen de la Caridad del Cobre,
en la primera mitad de la década del 30.
Situada en la Calle San Benigno # 215, entre las calles
San Leonardo y Rodríguez, en el barrio de
Santos Suárez. Su fachada principal asi como el altar
interior están recubiertos de caracoles de
diferentes formas y tamaños recolectados
por todos los vecinos durante meses.( Para ver los
detalles - haga click sobre cada foto )
La ornamentación sin pretenciones artísticas y
la bandera cubana a todo lo largo de su frontón
conformada toda por conchas identicas, la sitúan
como una reliquia única, fruto de la veneración y
fe colectiva de lo que significó La Virgen de
La Caridad del Cobre para los cubanos
humildes y sinceros de las décadas que
precedieron al desastre que comenzó el
primero de enero de 1959.

jueves, noviembre 13, 2008

GUITARRAS Y VINOS CASEROS


Jorge Herrera ( Piquito ) y yo ensayando.(1965)

Mi madre me despertó con la guitarra como si fuera un escudo, en medio del sopor del sueño, la visión del instrumento me produjo un vuelco al corazón que todavía lo recuerdo, me olvidé del desayuno y solo atinaba a pulsar las cuerdas tratando de sacarle alguna melodía en una sola cuerda, olía a madera fresca, y las chapillas nacaradas de sus llaves eran como joyas para mis ojos, me vestí, y con el instrumento en mano me fuí en busca de mis amigos en la cuadra; tenía 14 años y ese era el mejor regalo que había recibido hasta el momento en toda mi vida.
Mis amigos ante tal maravilla se pasaban la viola de mano en mano, todos imitando lo que imaginabamos sería uno de los muchos cantantes y grupos que escuchabamos a escondidas en la WQAM, en el radio de pilas alemán de Miguelito, esa noche teniamos cita con las muchachitas de la cuadra para ir a El Gallito de Santa Catalina a comer perros calientes, sandwich de mortadella y queso y batido de chocolate, todavía en 1965 podíamos disfrutar de esas “exquisiteces “, y como un rito ibamos los viernes en la noche, atravesando toda la barriada de Santos Súarez, tarareando las canciones de Los Beatles, o de los Beach Boys, cuya letra no sabiamos pero que imitabamos aceptablemente, ganandonos la aprobación y la admiración de las acompañantes, ninguna era novia de ninguno, pero estabamos en plena época de flirteo, y eso era suficiente, alguien comentó lo de la guitarra y casi todas nos preguntaron al unísono:
- ¿ Y cúando los vamos a ver tocando para nosotras?
El acabóse, quien iba a tocar el instrumento si nadie sabia siquiera afinarlo. La noche terminó con algún que otro besito y apretón pero nada más, yo no dejaba de freirme los sesos tratando de buscar la forma de aprender lo más rápidamente posible a tocar la guitarra…y cantar.
Pasaron los días y Manolito me trajo la buena noticia, sabía la dirección de un profesor de guitarra en el barrio vecino de Luyanó. Es en Municipio entre Acierto y Atares , me ratificó Manolito ansioso por llegar.
Llegamos por la calle Municipio, a una casa de madera, despintada sin portal y reseca por el sol, la puerta semi-abierta asegurada con un gancho, por cuya rendija se filtraba los compases y pulseo de cuerdas de una guitarrra:
- Llegamos, me dije, y abrí la puerta, en la sala estaba un señor enorme en camisetas, con los ojos entornados, de piel rosada, un clásico gallego al decir de los cubanos, calvo pero con un rostro noble, que me inspiró confianza en el mismo instante que le conocí, su nombre: Modesto Bárcias
el saludo respetuoso, y a mi solicitud el luthier me hizo una pregunta definitiva:
- ¿ Para qué quieres aprender a tocar la guitarrra ?
yo con toda sinceridad le repondí:
- Para enamorar muchachas y conseguir novia.
El viejo soltó una sabrosa carcajada y me dijo, entonces echa’paca porque si me dices que para dar conciertos te mando para el conservatorio, yo solo enseño la guitarra para pasarla bien con los amigos y disfrutar la vida que es muy corta y muy dura. Y acto seguido nos puso a mi y a Manolito a cantar con él, cosas de la trova vieja, Longina, ese día sentí que de mis pies brotaban unas raices que nunca más se separarían de ese lugar, había encontrado la mejor forma de sentirme feliz.

Acordamos las clases en días alternos, siempre que trajera la lección bien aprendida y ejecutada, el primer día llegué con media hora de adelanto, y me senté en la sala mientras el profesor daba su lección a otro alumno en el pasillo-patio lateral de la casa, donde siempre habia una sombra y un fresco muy agradable, las tres primeras habitaciones eran el salón y el resto lo ocupaba el taller donde se construian las guitarras y tres; al finalizar la clase, se asomó el maestro sorprendido ante mi puntualidad, y con agrado, me dijo: - Hoy te ganaste tu primera catadura de vino casero. Yo imaginaba que se refería a algún tipo de ejercicio o de clave musical, pero resultó que entre los hobbies del profesor estaba la producción de vino casero de todo tipo de frutas, flores y hasta de Té, el primer sorbo resultó ser de vino de fruta bomba, servido en una suerte de taza sin asa casi conica de aluminio, donde apenas cabian tres sorbos. Y agregó:

- La música y el vino mejoran con el añejamiento.

Y de inmediato tomó mi guitarra, luego de examinarla un buen rato, tocarla, pulsarla y calibrarla me dijo: el brazo está vencido, pero yo te lo voy a arreglar, y te lo cobro aparte a los 30 pesos al mes que hemos acordado por las clases, para mi esa suma era una fortuna, pero accedí sin saber si mi madre podría asumir ese pago adicional, la bondad de Modesto, hizo que me diera en prestamo una guitarra mientras reparaba el defecto de la mía. Cada día al llegar a la clase se sentaba frente a mí, y yo ejecutaba la tarea de una pasada, el escuchaba con los ojos cerrados, y al finalizar hacia sus comentarios y corregia los defectos, cada vez que superaba la leccion anterior me regalaba una cata de vino, cada vez de diferente sabor y textura, y me explicaba sus métodos y cuidados en la confección de sus tesoros como le llamaba, y siempre me recordaba: - Cuando llegues a la primera categoria que es “ acompañante” entonces te mostraré mi colección de vinos.
Pasaron los meses y ya podía acompañar no solo al maestro sino que ya habia sacado algunas canciones de moda, desde luego de la radio americana, pero no me atrevía a mostrarselo al maestro porque su pasión era la musica tradicional cubana; pero un día un amigo me prestó la partitura de “ From Me To You “ de The Beatles, y con temor se la llevé en la próxima clase, el tomó los papeles y comenzó a tocar aquella melodía a la primera lectura, que sonaba clara, alegre y muy “ americana”, ante mi asombro y alegría, se sonrió y me dijo con cariño:

- ¿ Pensaste que el viejo no sabía leer música ?

- No. le respondí, - Pensé que esa música Ud no la tocaba ni la disfrutaba, porque no es clásica o de la trova vieja. Entonces me dio la lección más importante de todas las que me regalaba a diario:

- No existe música clásica ni popular, solo existe música buena o mala y esta suena muy bien.

Pasaron las semanas y un día, a la hora de mi clase, estaba el maestro escuchando ensimismado a un guitarrista mulato, que estaba ejecutando una pieza desconocida pero llena de compases y estilo muy “ a lo Beatles”, al terminar el maestro exclamó complacido:
- ¡ Muy bueno eso Lombida ¡ y mirandome le dijo:

- Mira, este chinito que ves aquí, es un pichón de beatles de esos como tú…

Lombida que asi se llamaba el músico, me estrecho la mano, y me preguntó:

- ¿ Qué tiempo llevas en la guitarra ?

- Meses, le respondí.

- A ver tócame algo. Y me dió su guitarrra que era un instrumento suave con un sonido excelente.

Toqué “Michelle” de los Beatles, y pude ver que se complacía con una sonrisa. Cuando terminé, agregó:

- Otro que se te va, Modesto. A este no lo coges tocando trova ni en sueños. - Vas bien muchacho.

Me regalo el elogio y enseguida quitandome la guitarra, ejecutó un arreglo suyo de “Day Tripper” que me dejó boquiabierto, y luego alardeando puntualizó:

- Y eso que no soy guitarrista, lo mio es el piano.

A Lombida , le volví ver años despúes cuando estando yo becado, y ensayando con un grupo que formamos en el Instituto Hnos Pais, llegó invitado por el pianista del grupo, y como siempre ejecutó en la guitarra una de sus piezas magistrales, y sin dar tiempo a los elegios agregó, lo que antes habia escuchado en casa de Modesto:

- Y eso que no soy guitarrista, lo mio es el piano.

El contacto con Lombida, me permitió entrar al campo de la creación y la experimentación con la guitarra, y me propuse al menos intentar tocar lo más cercano posible a ese estilo tan distinto y diferente, busque las posiciones y acordes del estilo “Feeling” acordes que tenian mucho de lo que los brasileños usaban en la samba y la corriente “tropicalista” que hacia furor entre los guitarristas en Cuba, y estando en ese proceso, formamos un combo ( asi se llamaban los grupos musicales de entonces )
Lo formaban, Jorge Herrera ( alias Piquito ), el negro Rincón en la percusión, Eduardo un guitarrista que tocaba el contrabajo ( ni soñar con un bajo eléctrico ) y Nivia una muchacha que estaba estudiando canto y tenia un registro muy amplio; por aquel entonces había en la radio un programa muy popular llamado “ Sorpresa Musical “ conducido por un locutor de voz muy sedosa y grave llamado Chucho Herrera, y por haber ganado una de las tantas emulaciones del sistema educacional, se habia elegido transmitir en vivo el programa al mediodia desde el teatro de lo que fue “ Las escuelas Pias de la Vibora “, entonces E.S.B “ José María Heredia”, era la primera vez que me enfrentaba a un público, y estaba muy nervioso y mareado ( gracias a Modesto mi profesor de guitarra ) y todavia me dolían mucho los dedos y poner un acorde con cejilla era toda una tortura sin hablar de la fuerza que habia que tener en la mano izquierda para sostener las posiciones de los dedos durante una canción, pero ese era asunto mío, y como recurso utilicé una cejilla portatil metalica para poner más “suave” las cuerdas claro está eso me obligaba a cambiar los tonos de cada canción de su versión original, recuerdo que habíamos ensayado una canción titulada “ Y por Tanto” que cantaba Charles Aznavour por esa época, para colmo venía de invitada una cantante muy joven y nueva y que no venía con grupo acompañante asi que el director del programa nos pidió a última hora que acompañaramos a la invitada …sin ensayo previo, salvo unas palabras que me dijo aquella muchachita de ojos muy verdes:

- Yo la canto en Mi mayor …

y asi lo acordamos, el bajo se rehusó a participar pués no sabía “transportar los tonos” así que decidimos que seríamos : el batería, la cantante y yo.
Luego de tocar con el combo y Nivia, todo salió bien, y entra el locutor Chucho Herrera y anuncia a la nueva revelación, yo que era un novato de lo más novato posible, arranqué tocando sin percatarme que estaba tocando con la cejilla metálica en el tercer traste de la guitarra o sea que le había subido 3 tonos a la canción, y no me percataba que ella me miraba y seguía cantando y terminó con esa tremenda voz que siempre tuvo, y los plausos fueron tremendos y Chucho alentando al publico a un bis más fuerte y yo no esperé al final salí como un rayo y no paré hasta llegar a la calle, dicen que todos me estuvieron buscando, pero yo solo recuerdo que antes del acto mi maestro Modesto me habia hecho el honor de enseñarme su colección de vinos caseros y se empeño que probara los mejores o sea casi todos, y en aquella época no sabía distinguir entre el mareo por el calor y los nervios o una simple borrachera, así llegué al acto con la idea fija de que la cejilla salvaría la primera presentación del combo, nunca imaginé que iba a acompañar a Maggie Carles sin ensayo y por mi error, en una canción 3 tonos por encima de lo acordado.

martes, noviembre 11, 2008


El Arroz Frito

Mucho se ha dicho sobre el arroz frito que se oferta en cualquier restaurant chino en nuestros paises, lo más interesante de este plato es que su lugar de origen no fue China, sino el estado de California, para ser más preciso la ciudad de San Francisco, durante la construcción del ferrocaril Este- Oeste que atravesaba todo el continente norteamericano, una gran parte de la fuerza laboral que realizó esta proeza fue de origen chino, que mezclados con los blancos en su mayoría compartían la dura faena de crear las bases del desarrollo industrial y comercial entre la costa del Pacifico y la costa Atlántica. Los hábitos culinarios de los blancos en nada se parecían a la de los asiáticos, pero estos pronto detectaron que podían sacar provecho de la desventaja que tenía la dieta de los norteamericanos, su pobre variedad unida a la rutina no ofrecía mejoras en el paladar, fue así que algunos cocineros chinos, aprovechando las partes del bacon, de los recortes del jamón, de la abundancia de huevos, unida a la capacidad de producción colateral que tenían los asiáticos para producir muchos de los ingredientes tipicos de China utilizando la materia prima de la región cuya abundancia era resultado de la fertilidad de sus tierras.
Primero crearon el arroz frito que venia a ser una variante del Chow-Fand ( arroz frito ) pero muy sencillo con el que los pobres en Cantón, utilizaban del resto de comidas y arroz del dia anterior, y utilizando el wok, mezclaban agregandole algunas verduras, pero era plato magro sin muchos ingredientes, fue en territorio norteamericano que los chinos descubrieron que la abundancia de embutidos, de carne de cerdo, de verduras, y algun marisco les permitía ampliar y evolucionar este sencillo plato en uno más nutritivo, sabroso y variado, así, comenzaron a brindar esta nueva versión enriquecida a la limitada opción de los rudos trabajadores del ferrocaril, en un principio, el arroz frito consistía en un plato de arroz salteado con algo de jamón, algun tipo de embutido, huevos revueltos y alguna verdura que podia ser perejil o retoño de cebollas, en un principio no incluía los mariscos por razones obvias, la lejanía de las costas y el alto costo del producto. Algo parecido ocurrió con el llamado Chop-Sui, pero de ello no hablaré en esta ocasión.
Ya en los años 30, hubo un desplazamiento de chinos de California hacia Nueva York o America Central, del Sur y el Caribe, en Cuba llegaron al barrio chino que ya ebullía pujante, con una colonia en pleno apogeo, al tener un clima similar a las regiones de donde procedian la mayoria de los chinos inmigrantes ( Hong-Kong, Cantón ) en la región de la capital, la agricultura dio un salto de calidad al crearse muchas fincas de chinos en los alrededores de la ciudad de la Habana, que suplían de verduras chinas frescas a los vecinos del barrio chino y al naciente negocio de restaurantes y fondas chinas en toda la ciudad, el fenómeno de la tranformación del arroz frito en Cuba fue un hecho no aislado, ya que otras ciudades de America del Sur y Centroamerica recibieron también inmigrantes chinos procedentes de California, el proceso de adaptación a cada pais según sus circunstancias y suministros hizo que en cada pais, el arroz frito se adaptó al paladar y los recursos de cada región, en Cuba la abundancia del marisco, su precio, frescura y calida hicieron que el arroz frito creado en California evolucionara a un plato muy sofisticado y complejo, y pondré un ejemplo para ilustrar esta aseveración.
El mejor restaurant de comidas chinas en Cuba fue el restaurant “ El Pacifico” ( Hai- Ping- Yon en cantones ) en este establecimiento se creó lo que posiblemente sea el más sofísticado arroz frito del orbe , contenía entre sus ingredientes: arroz de grano largo previamente cocinado y refrigerado, tiritas de huevo( no revoltillo), carne de langosta y camarones, Cha-Siu ( carne de cerdo ahumada estilo cantones), Lap-Chiong ( butifarras chinas ), Jamón de pierna, Carne de pechuga de pollo, cebollinos y frijolitos chinos ( Mung retoñado ), todo esto era llamado Arroz Frito Especial, y costaba al final de la decada de los cincuenta, una ración abundante unos 60 centavos, y si a ello se le incluía unos Won-Tong de camarones con cerdo ( Maripositas Chinas ) el precio era de 80 centavos( cuando el peso cubano valía lo mismo que el dólar ), este plato fue una variante creada por los cocineros chinos de la Habana, y hoy en día no es posible encontrase un establecimiento en ninguna parte del mundo que confeccione el arroz frito con estos ingredientes, tal y como se hacía en la Habana, me he encontrado en algunos paises de Latinoamerica, arroz frito con menos ingredientes, pero con la adición del Petit Pois o alverjas verdes, zanahoria, pimientos y hasta con granos de maíz, en paises como Ecuador o Perú es muy popular las llamadas Chifas, cuyo nombre proviene del vocablo ( Sik-Fand ) o sea servir comida como se le dice a la acción de brindar alimento, el termino Fand es en realidad arroz y por ser el arroz la base y el simbolo del alimento en la cultura china,se denomina asi tambien a la comida.
No discuto la validez o no de los diferentes variantes del arroz frito a traves de su recorrido por el mundo, lo cierto es que en China no se le conoce como tal, en Europa la cosa es peor pues los chinos que ha arribado a este viejo continente no proviene del sur de China, ni de Hong-Kong o Cantón, por el contrario son ciudadanos del norte de China, que no habaln cantones sino mandarin, donde nada tienen que ver con el paladar ni los platos que conocieron los americanos de los cantoneses, y el mejor ejemplo es que en España no se le dice Arroz frito, sino Arroz chino, y del sabor y su confección no vamos a hablar, es como pretender hacer Mate con Té. El secreto del Arroz frito del restaurant El Pacifico de la Habana entre otras cosas estaba en la salsa con que se salteaba el arroz, no solo era de soya sino que otros ingredientes participaban en su unico sabor, pero eso será tema para otra ocasión. El controversial tema del MSG, o sea Mono Glucamato de Sodio, un saborizante, que refuerza y realza el sabor de los alimentos, y que a partir de las luchas por el mercado de restaurantes en Nueva York, fueron los italianos que corrieron la voz y pagaron a la prensa la mala publicidad en contra de esta sustancia, que esta presente de forma natural hasta en la leche materna, no existe alimento en conserva o que no tenga este elemento, es más no existe ningún documento cientifico que asocie el cancer u otras enfermedades con esta sustancia, lo que ocurre es que las leyendas urbanas mal intencionadas son asi, el unico efecto en algunas personas es que produce un poco de sed o unos efectos de pesadez en el cuello en aquellas personas alérgicas al producto, como puede ocurrir con cualquier alimento, el Miching que es como se le llama es usado en Asia desde hace unos 6 siglos, y de haber sido cancerigeno no serian hoy los chinos la población más numerosa del planeta. Esta presente en casi todos los alimentos asiáticos elaborados, es decir tanto en la comida Japonesa, Thailandesa, Coreana, China o Vietnamita, no es posible tomar una sopa de Miso sin ello, o unos buenos fideos o tallarines sin su presencia, en la TV los cocineros chinos disfrazan el aditivo cuando le agregan caldo de pollo o consomé a una salsa. Hablo del MSG porque he visto restaurantes chinos en cuyos menus aclaran que no usan el saborizante y eso es imposible y todos lo saben muy bien, asi que si su paranoia le vence deje de comer comida asiática porque de que se lo ponen de una u otra manera es un hecho indiscutible.

sábado, noviembre 08, 2008

LAS PALOMAS DEL COMANDANTE


LAS PROFECIAS DE NOSCAGAMUS / PART 2


ALGUNAS CLAVES TRAS EL TRIUNFO DE BARACK OBAMA
Jorge Hernández Fonseca
www.cubalibredigital.com


En estos difíciles tiempos que vivimos, todos hemos sido testigo de un hecho verdaderamente trascendental e histórico: el próximo presidente de los Estados Unidos, el número 44 de su historia, será un negro electo por la mayoría incontestable del pueblo norteamericano. Lo anterior no es poca cosa en una sociedad que algunos años atrás luchaba por los derechos civiles de los afro-americanos, discriminados por el único motivo de tener un color diferente en su piel.

En el mundo entero, los hombres libres y de buena voluntad han sentido que la humanidad ha dado un paso trascendente en el camino de la justicia racial, precisamente en el mayor y más desarrollado país de nuestros tiempos, colocando en el sitial más alto de su política interna y externa a quien por méritos la ciudadanía democráticamente decidió en elecciones libres sin importarle su condición racial.

No hay que ser militante del partido demócrata, o concordar con las ideas expresadas durante la campaña electoral por el equipo triunfante, para reconocer el triunfo y su significado más que trascendente. Los méritos de este resultado electoral son indiscutibles, lo que no elimina que en la política que proyecta el futuro presidente --del cual nadie discute su talento y proyección histórica-- haya objetivos polémicos respecto a negociaciones con el dictador cubano.

Es de notar que, junto al júbilo natural de los amantes de la democracia en todo el mundo, especímenes del calibre de un Hugo Chávez en Venezuela, el representante de Hamás en el Medio Oriente, Evo Morales en Bolivia y Ahmadinejad en el Irán de los Ayatolas, para no hablar de Zapatero en España --que sabemos que fue el único político que permaneció sentado ante la bandera norteamericana en un desfile en el cual todos los presentes le hicieron educada reverencia poniéndose de pie-- lo que arroja un manto de sospecha sobre la política exterior del flamante presidente electo.

Esta contradicción entre los hombres y mujeres libres satisfechos por la contienda electoral, y el júbilo de los opresores mencionados --celebrando el triunfo-- es fuente de dudas sobre el significado que debemos dar al acceso al poder de la primera potencia mundial de un hombre cuya promesa de cambios cautivó a EUA y donde estos canallas no pueden tener un lugar.

Estados Unidos fue atacado cobarde e inexplicablemente en 2001 por una banda terrorista, dejando miles de muertos inocentes en suelo norteamericano. Los mismos que hoy ensalzan el acceso al poder de Obama, justificaron entonces el ataque como siendo, sino justo, sí merecido, por el papel supuestamente “imperialista” que según todos ellos EUA desempeña en la sociedad mundial del siglo XXI.

¿Qué pretenden Ahmadinejad, Chávez, Zapatero o Evo Morales, reconocidos personajes de la más furibunda fauna anti norteamericana --que apoyan decididamente la dictadura y la opresión en Cuba-- con declaraciones de mal disimulado júbilo y apoyo al nuevo presidente de EUA? ¿Será que imaginan que ahora Obama va a ser “menos” representante y defensor de los intereses norteamericanos, de lo que fueron los anteriores presidentes de los Estados Unidos?

Barack Obama es el presidente electo de Norteamérica, no del partido demócrata o del republicano y como tal, todos sabemos (o como mínimo imaginamos) que sepa defender a un país que por mérito propio se ha colocado a la cabeza del mundo libre y que demuestra su desarrollo social precisamente eligiendo un negro como jefe de un estado, en lucha precisamente contra los personeros que ahora saludan su elección, como Hugo Chávez y Evo Morales.

Personalmente, como cubano, temo que el cambio de política hacia Cuba (cuyos dirigentes todavía no se ha pronunciado oficialmente) nos lleve a un período de permanencia adicional de la dictadura en la isla, legitimizada además por el reconocimiento norteamericano que implicaría el inicio oficial de conversaciones sobre temas en los cuales los cubanos sabemos de sobra que no habrá concesiones políticas por parte de la tiranía de los hermanos Castro y que de alguna manera permitiría a la dictadura re-establecer importantes aliceres económicos.

La mayor aspiración de la fauna “anti-yankee” mencionada antes --y que hoy celebra el triunfo de Obama-- es ver a los Estados Unidos sumidos en la mediocridad de una involución interna y externa, dejando en su lugar el espacio que ellos necesitan para, como en Cuba, oprimir a sus propios pueblos. Son los mismos que en foros mundiales han decretado el “fin del capitalismo”, a partir de la crisis financiera, en cuyo contexto ha emergido Obama como presidente de EUA.

Varias preguntas importantes creo que debemos hacernos sobre “el imperialismo”: ¿fue más libre el mundo cuando los imperios antiguos, en la Mesopotamia, en Egipto, China, Persia, entre otros, ejercieron sus dominios sobre pueblos ajenos? ¿era más libre el mundo dominado por el imperio creado por Alejandro Magno?; ¿resultó más libre el mundo del imperio romano?; ¿era democrático el imperio árabe al expandirse por el mundo conocido dominado, desde el norte de África, a una buena parte de Europa (España) hasta Asia?; ¿era más libre el mundo cuando las huestes mogolas dominaron casi toda Asia y una buena parte de Europa?; ¿lo era cuando España dominaba un imperio donde “nunca se ponía el sol”?; ¿fue mejor el imperio de Napoleón?; ¿acaso hubo mejoras con el recién ‘desboronado’ imperio soviético?; ¿es peor la situación actual, que la antes vivida por los países sometidos a los imperios mencionados?

El constatar que la historia del mundo --por desgracia-- no ha sido más que la sucesión de imperios diversos, de dominadores y dominados, claro que no debe ser suficiente para admitir el domino extranjero sobre ninguna de las naciones. Sin embargo, sí es razón para hacer oídos sordos cuando un representante de uno de los imperios fracasados critican al actual “imperio norteamericano”, como es el caso de Zapatero en España, que traza su política hacia Cuba como revancha contra los Estados Unidos, por haber apoyado Cuba a liberarse de su yugo.

Claro que nadie aspira a que Obama refuerce el “imperio yankee” a costa de otros pueblos. Sin embargo, es importante que los nuevos gobernantes norteamericanos sepan que aquellos que se quejan contra el “imperialismo norteamericano”, ya fueron (o son) importantes opresores de sus propios pueblos, como Hugo Chávez y Evo Morales, que apoyan a Obama en un vano intento oculto por debilitarlo, halagando a su enemigo irreconciliable, en la creencia que es de su misma calaña y con la esperanza de expandir el chavismo en Sudamérica ante un EUA más “democrático” y permisivo.

El deber de los cubanos es luchar por la libertad de la isla. Trabajar por su independencia de la Venezuela de Chávez, ahora, como lo fue antes de la Rusia soviética. Hay muchos caminos que conducen a este objetivo, lo que implica en capacidad de análisis de caminos alternativos.

El triunfo de Obama aparentemente traerá negociaciones directas Cuba-EUA --condicionadas o no-- y que según las líneas políticas de opositores que apoyan esta tendencia, redundará en beneficio de la sufrida sociedad cubana. Si bien este camino está plagado de peligros (el principal es quizá con ello propiciar la prolongación en el tiempo de la dictadura que nos oprime) no deja de ser un punto de vista válido para la lucha de cubanos honestos y preocupados por el futuro de Cuba. En ese caso --y desde estas líneas-- va nuestra preocupación por el coro enemigo que también ha aplaudido semejantes decisiones, en la convicción de que subestimar la capacidad de Fidel Castro para percibir la trampa que podamos tendérsele, pudiera resultar contraproducente y pudiera tornarse contra los intereses de la libertad de Cuba y su pueblo.